30/01/2020

Ocho alimentos que parecen bajos en azúcar pero no lo son: SAIA lo cuenta en ‘ABC’


Hay alimentos que aunque aparentemente no figuran como productos azucarados, contienen una gran cantidad de azúcar oculto que sería mejor evitar. El secreto para no consumir azúcar es leer la etiqueta del producto para evitar que nos confundan.

Entre los principales edulcorantes escondidos en los alimentos encontramos lactosa, glucosa y, por lo general, todo los que acaban en ‘osa’ son azúcares. Aunque en la lista de ingredientes no viene la cantidad, si, por ejemplo, en un chocolate ponen el azúcar como primer ingrediente, quiere decir que tiene más azúcar que el propio cacao, nos cuenta Luis Riera, director general de la consultora de seguridad alimentaria SAIA. Lo que debemos limitar serán los productos más procesados a los que se les ha adicionado este ingrediente.

Pero cómo calculo la cantidad de azúcar de un producto? Para saber el total de azúcar que lleva un alimento, es recomendable ver la tabla nutricional obligatoria de alimentos envasados que existe desde diciembre de 2016, donde se desglosan los azúcares por 100 gramos de producto. Por ejemplo, un yogur tiene lactosa (4 gramos por cada 100 gramos de yogur), pero podemos ver muchos yogures que al añadir frutas etc., su cantidad de azúcar aumenta. Que un alimento no tenga azúcares añadidos no tiene por qué ser sinónimo de más saludable ya que hay muchos edulcorantes que pueden ser igual de insanos que el azúcar, nos cuenta Lluís Riera.

La clave para conocer la cantidad de azúcar diaria recomendada pasa por conocer correctamente cuáles son los alimentos que suben el azúcar y evitarlos. Los valores recomendados por la OMS son de 25 gramos de azúcar al día, aproximadamente seis terrones de azúcar, y nunca sobrepasar los 50 gramos (unos doce terrones de azúcar).

Alimentos a tener en cuenta:

  • Galletas de avena. Este alimento no lleva azúcar, pero sí hay derivados de avena, como las galletas de avena o mezclas con este nutriente, sí que hay azúcar oculto y para ello es fundamental mirar la etiqueta previamente.
  • Sopa enlatada Este alimento si incluye fideos o pasta, siempre será mejor que sea integral y si tienen verduras, mejor que estén enteras porque no tendremos el azúcar liberado.
  • Aderezo para ensaladas Los aderezos que acompañan a las ensaladas que encontramos en el supermercado no son tan saludables porque suelen ser azúcares añadidos.
  • Salsa de tomateSi lo compras ya hecho has de saber que sí que contiene azúcar, una cantidad que se añade para contrarestar la acidez del propio tomate. Estas latas pueden llegar a contener 15 gramos de azúcar por 100 gramos de producto.
  • Agua de saboresEstas aguas que están muy de moda, pero suelen tener azúcar añadido a base de zumos concentrados nos cuenta Luis Riera.
  • Bebidas vegetalesAlgunas bebidas vegetales industriales tienen bastante azúcar y es mejor evitarlas.
  • Sandwiches envasados Ingredientes como el jamón york, fiambres, salsas de tomate frito, etc. destacan por el uso industrial de saborizantes y azúcares añadidos. Por otro lado, los panes y masas industriales además de contener azúcares añadidos destacan por incorporar grasas hidrogenadas para hacer que duren más en el tiempo.
  • Pizzas congeladas Las comidas precocinadas como sandwiches o pizzas poseen altos niveles de azúcares tanto en masas como ingredientes.

Se puede leer el artículo completo aquí


¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.



© SAIA 2020