23/10/2017

Descongelar en microondas… ¿es recomendable? SAIA lo explica en ‘La Vanguardia’

Descongelar en microondas


Hay teorías contradictorias sobre la conveniencia de descongelar la comida en el microondas, en la nevera o a temperatura ambiente. Mucha gente elige esto último porque lo mejor es el descongelado lento, para que las propiedades nutritivas, los jugos y la composición organoléptica de los alimentos -especialmente de la carne- se mantengan lo mejor posible, pero no es una alternativa segura.

Lluís Riera, director de SAIA, explica en La Vanguardia que esta opción no es nada recomendable, ya que la temperatura ambiente es la preferida de los microorganismos para reproducirse. La mejor alternativa es la descongelación lenta en la nevera, y si no se puede esperar tanto, la descongelación en microondas.

El microondas: descongelado rápido y seguro

Dado que no siempre tenemos el tiempo de esperar a que un alimento se descongele en la nevera, la descongelación en microondas (en la función de descongelar) es una alternativa correcta, que no supone grandes peligros porque el tiempo en el que el alimento está en temperatura de peligro (aquella en la que hay más riesgo de reproducción de microorganismos) es mínimo, según explica Riera.

Eso sí, hay que vigilar no pasarse con el tiempo que damos al microondas, porque el alimento puede cocerse, perdiendo así propiedades organolépticas, según explica la investigadora de SAIA Ingrid Farré. Para ello hay que tener en cuenta la forma y el volumen del alimento. Por ejemplo, unas pechugas tardarán menos en descongelarse que un muslo, y éste más que un bistec. Y no hay que empezar a cocinar nunca nada que no esté totalmente descongelado por dentro.

La importancia de un óptimo congelado

Para que el consumo de comida congelada sea óptimo es importante también el proceso de congelación, que debe ser lo más rápido posible (de lo contrario pueden producirse cristales que en el caso de la carne rompen sus moléculas y hacen que resulte más seca). Por eso, si hay que elegir entre comprar carne congelada o comprarla fresca y congelarla en casa, es mejor lo primero, ya que las empresas alimentarias disponen de congeladores industriales para llevar a cabo el proceso de manera óptima, algo que en casa no siempre es posible.

Se puede leer todo el artículo aquí.




¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.


© SAIA 2020