08/11/2018

Cómo hacer que los vegetales aguanten más tiempo: SAIA lo explica en ‘La Vanguardia’


¿Sabes qué vegetales se pueden guardar en la nevera? ¿O cuáles aguantan mejor el frío y la humedad? Seguramente la respuesta es no. En ‘La Vanguardia’ te explicamos cómo hacer que los vegetales aguanten más tiempo.

Las hierbas

Dipositar el tallo del perejil u otras hierbas aromáticas como la menta o el orégano en agua como si se tratara de un ramo de flores no aumenta la durabilidad del producto. Un truco para que las hierbas aromáticas aguanten frescas (por lo menos una semana) es envolverlas en un papel de cocina húmedo y dejarlas fuera de la nevera.

Las lechugas

Es el típico vegetal que una vez comprado siempre acabamos poniéndolo directamente en la nevera. Si te trata de una lechuga que proviene del campo es recomendable guardarla fuera de la nevera ya que si no ha sido manipulada aguantará más a temperatura ambiente (la misma a la que estaba en el campo), tal como nos cuenta Lluís Riera, director de la consultora de seguridad alimentaria SAIA.

En cambio si se trata de una lechuga envasada en bolsas de plástico que ya ha recibido tratamientos tiene que ir directa a la nevera. Un truco para conservar la lechuga fresca como el primer día es envolverla en papel absorbente para controlar la humedad.

Las hortalizas

Tanto a las zanahorias como a los puerros o las cebolletas es recomendable quitarles sus hojas para conseguir que aguanten más tiempo, ya que la hoja se pudre antes que la hortaliza y el proceso puede llegar afectar al alimento.

Patatas y cebollas

Todavía existe gente que pone las patatas y las cebollas en la nevera. ¡Error! En el caso de las patatas el almidón absorbe agua y el tubérculo no madura y en el caso de las cebollas, al contener humedad, si se lea añade frío pueden aparecer hongos, nos cuenta Riera. Lo más recomendable es conservar estos alimentos en un lugar oscuro y seco y sobre todo nunca en bolsas de plástico ya que retienen la humedad.

Tomates

El truco para que aguanten más tiempo es tirar aquellos que estén tocados (muy maduros) y podridos para que no afecten a los demás. Si queremos el efecto contrario, es decir que un tomate verde madure rápidamente un truco es separar el verde de los demás y ponerlo cerca de uno muy maduro, explica Riera.

Puedes leer el artículo completo aquí


¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.



© SAIA 2018