08/06/2018

Comida recalentada y salud: riesgos y precauciones. SAIA nos lo explica en TVE


comida recalentada

Las nuevas tecnologías, como el microondas, nos permiten tener más comodidad para consevar y preparar nuestros alimentos. Sin embargo, a veces podemos llegar a hacer un uso erróneo de ellas, calentando la comida una y otra vez, a veces incluso el mismo alimento. Y hay comida recalentada que puede ser perder propiedades e incluso ser perjudicial para nuestra salud.

Según el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) hay alimentos que no están preparados para ser recalentados, pero ¿cuáles son?

En general, hay que reducir al mínimo el consumo de cualquier comida recalentada, ya que cada cocción conlleva que se evaporen las vitaminas, los hidrosolubles y las proteínas se desnaturalizan. Así lo explica Lluís Riera, director de la consultoría de seguridad alimentaria SAIA. Pero como no siempre podemos cocinar y comer en el mismo momento, no está de más tener en cuenta los alimentos que son más problemáticos de recalentar.

Riera cuenta en Saber Vivir de TVE, que un ejemplo de ellos es el cocido. Cuando se calienta en el microondas, el alimento libera más agua, que se une a la del caldo, por lo que el plato queda más aguado. En cambio si se calienta al fuego (recomienda la vitrocerámica), el alimento se calentará de fuera hacia adentro, haciendo que hierva y la temperatura de todo el preparado suba de forma homogénea.

Hay que tener presente que un microondas calienta la comida porque hace vibrar el agua interna de los alimentos para generar calor, y a raíz de esa vibración el agua es expulsada del alimento hacia afuera. Un truco para calentar los platos en este electrodoméstico de forma más homogénea es utilizar una tapa especial para microondas que tiene unos pequeños orificios para que circule el aire. Así se concentra el calor en el plato y se calienta de una forma más parecida a la que lo haría en el fuego.

Por otro lado el arroz tiene una parte llamada espora que resiste las cocciones elevadas, por lo que comerlo muy caliente no supone un aumento de salubridad y puede provocar efectos secundarios como la diarrea. De hecho es una de las razones por las que se quitó de los menús de los restaurantes la moda del vasito de arroz como acompañamiento de los platos, ya que mantenía su temperatura demasiado elevada. El riesgo para la ingesta desaparece entre los 4 grados como mínimo y los 65 como máximo.

Otro alimento malo de recalentar, explica Riera, es la patata, ya tiene mucho almidón, que tiene poca agua, y al recalentarla en el microondas se vuelve más viscosa.

Hay que cocinar bien ciertos alimentos

Un alimento que debe ser consumido bien cocinado es la carne de pollo. La gente siempre relaciona la salmonela con los huevos pero realmente la salmonela sale del intestino de la gallina, por lo que su carne puede tener salmonella. Por eso nunca veremos un steak tartar de pollo o que nos sirvan cualquier otro plato de pollo crudo. El color rosado es siempre síntoma de una insuficiente cocción de esta carne.

Se puede ver el programa entero aquí.


¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.



© SAIA 2018