03/05/2019

Carne de cerdo cruda: SAIA lo cuenta en ‘La Vanguardia’


La carne de cerdo es considerada de las carnes menos sanas del mercado y por lo tanto nunca se debe comer cruda o poco hecha.

Según nos cuenta Lluís Riera, director de la Consultoria de Seguretat Alimentaria y del Agua todas las carnes son susceptibles de contaminarse con microorganismos, que pasan del sistema digestivo a la musculatura. Pero en animales más pequeños como es el caso el cerdo y las aves el sistema por donde circulan están más cerca a la carne y por eso es más fácil que la contaminen.

Una de las principales infecciones ocasionadas por el consumo de carne de cerdo es la llamada triquinosis causada por la larva de un gusano intestinal que puede llegar a ser mortal. Una buena medida preventiva para evitar la triquinosis es congelar la carne y derivados varios días porque se matan las larvas.

Esto no sirve cuando la infección es por bacterias y otros microorganismos como los que causan la salmonela. En este caso lo único que se puede hacer es cocinar mucho la carne tanto del cerdo como del pollo para minimizar los riesgos nos cuenta Riera.

Otra infección causante de comer carne cruda o poco cocina es la hepatitis E, que afecta a 20 millones de personas en todo el mundo.

Se puede leer el artículo completo aquí


¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.



© SAIA 2019