27/04/2020

Alimentos frescos que antes se estropean en la nevera: SAIA lo cuenta en el ‘ABC’


Seguro que más de una vez te has hecho esa pregunta: ¿Cómo es posible que ya se haya puesto malo si estaba en la nevera? Aunque pensemos que el frigorífico no necesita «manual de instrucciones» debemos tener en cuenta la temperatura o la posición en la que almacenamos los productos. Y esta importancia se magnifica cuando hablamos de los productos frescos, aquellos que, debido a sus características, tienden a perecer con mayor rapidez y facilidad.

Cuánto dura cada alimento

En general, los pescados, los mariscos, la carne de pollo y las carnes picadas van a durar entre uno y dos días, otras carnes, como ternera o cerdo, aguantan entre tres y cuatro días. Los quesos frescos pueden mantenerse óptimos durante una semana, y si los compramos semicurados pueden mantenerse unos veinte días. Los huevos,son uno de los alimentos frescos más duraderos y que se mantienen en estado correcto entre tres y cuatro semanas.

Dónde colocar cada alimento

Luis Riera, director técnico de Saia, consultoría en seguridad alimentaria y APPCC, aconseja en primer lugar colocar en estantes superiores alimentos como quesos curados, pasteles y alimentos ahumados. En las baldas ubicadas en la parte media de la nevera deben ir los productos lácteos y los alimentos cocinados o semielaborados y en los estantes inferiores, es aconsejable colocar los alimentos crudos y perecederos, así como los productos en descongelación en envases cerrados.

En la puerta de la nevera se aconseja guardar, la mantequilla, la margarina y la mermelada. En los de la parte media, se recomienda guardar las conservas de larga duración, los aderezos y las salsas y en la parte baja las botellas de agua, leche y otras bebidas.

Qué frutas y verduras guardar en la nevera

Las frutas y verduras que es mejor conservar a temperatura ambiente son limones, sandía, melón, plátanos, patatas, boniatos, cebollas, berenjenas, aguacates, ajos, calabacín y hierbas frescas como la albahaca.

Por otro lado, en la nevera, preferiblemente el la parte inferior, dentro del cajón, debemos conservar: fresas, arándanos, cerezas, uvas, alcachofas, setas, brócoli, coliflor, lechuga, judías verdes, zanahorias, apio y espárragos. «Las que tienen raíz, como los rábanos o zanahorias, u hoja verde, como la espinaca, van en la nevera.

Para terminar, sobre la conservación de los alimentos ya cocinados Luis Riera recomienda guardarlos en las baldas superiores, y consumirlos antes de tres días, siendo el límite de cinco.

Se puede leer el artículo completo aquí


¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.



© SAIA 2020