07/05/2020

Medidas de prevención para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID-19 en el sector hotelero.


LAS MEDIDAS IMPRESCINDIBLES EN EL SECTOR HOTELERO

Desde SAIA hemos estudiado las distintas guías que se han elaborado para la vuelta a la actividad del sector hotelero. Estas son las medidas que consideramos más importantes de todas las que hemos podido analizar.

 

El sector hotelero se enfrenta a uno de los mayores retos, si no el mayor, de los últimos años. Aunque se recupere la normalidad (o lo que se ha bautizado como nueva normalidad) pasarán meses hasta que el turismo se reactive y alcance las cifras de los últimos años. El tiempo de recuperación depende mucho también de la actuación del sector frente a la amenaza del Covid-19. Es evidente que ganarse cuanto antes la confianza del consumidor ayudará a salir de esta crisis con menos tiempo. Hasta que no llegue una vacuna, los establecimientos deberán tomar medidas para garantizar un ambiente seguro.

Tras la publicación del artículo con recomendaciones para los restaurantes, muchos nos han solicitado una ampliación para el sector de hotelero. Se han empezado a publicar guías de buenas prácticas. Se pueden consultar las elaboradas por el Ministerio de Sanidad y el de Turismo, por algunos sellos de calidad turística e incluso muchos grupos hoteleros están elaborando su propia linea de actuación. Realmente las medidas recogidas en estas guías son muy numerosas y diversas. El ánimo de este artículo no es otro que el de consensuar, según nuestro criterio como consultoría especializada, las medidas más importantes entre todas las que se recogen en las distintas guías publicadas. Lo haremos basándonos en los bloques de higiene personal de los trabajadores, limpieza y desinfección e higiene aplicada a los clientes clasificándolo según las zonas del hotel.

 

ORGANIZACIÓN DEL PERSONAL

  • En caso de que existan turnos de trabajo, los empleados deberían respetar siempre el mismo turno. De esta forma, en caso de aparecer un positivo, sólo haría falta poner en cuarentena a los compañeros de ese turno, mientras que si dicho empleado ha ido rotando, la medida afectará a todos los turnos, con el gran inconveniente que representaría.
  • Limpieza del uniforme de trabajo: en función de la modalidad de uniforme, se debe determinar el tipo de limpieza a aplicar y su frecuencia de lavado. Se recomienda que el establecimiento se haga cargo del lavado de la ropa de trabajo del personal.
  • Dotar al personal de mascarillas y EPI cuando el puesto de trabajo y la evaluación de riesgos realizada previamente así lo determine, y siempre que no pueda respetarse la distancia interpersonal.
  • Se debe evitar el contacto de la ropa de calle y la de trabajo, mediante la instalación de taquillas o dotando al personal de porta trajes o similar.

 

RECEPCIÓN

  • Se recomienda informar al cliente antes de la confirmación de reserva de las condiciones de servicio y medidas de prevención establecidas en nuestro establecimiento, para su correcta aceptación.
  • También al llegar se debe informar al cliente de aquellas medidas que estamos aplicando en el hotel. Esto pasa, por ejemplo, por colocar un cartel muy visible en recepción o la entrega de un tríptico en el momento de hacer el check-in.
  • En la entrada se deberá disponer de suficiente gel hidroalcohólico para que los clientes puedan proceder a desinfectarse las manos. Recomendamos o repartirlo en monodosis, con algún dosificador automático, o por parte del personal del hotel para evitar que se contamine el dosificador por la manipulación de toda persona que entra al establecimiento.
  • En caso de ser un dispensador corriente, se puede disponer de papel de un solo uso y basura de accionamiento no manual para que el cliente pueda manipular el dispensador con más seguridad.
  • Es importante informar de los centros de salud más cercanos y teléfonos de emergencias por si algún cliente tiene sospecha de estar infectado en algún momento de su estancia
  • Es importante limitar el aforo máximo de la zona de recepción y establecer las medidas necesarias para asegurar el distanciamiento entre clientes (siempre que no pertenezcan a la misma unidad familiar)
  • El personal de recepción también deberá aplicar el distanciamiento social y se recomienda que lleven mascarilla al menos para las comunicaciones cercanas o siempre que no se pueda mantener una distancia de seguridad.
  • El mostrador de recepción deberá desinfectarse de forma frecuente. El equipo informático y cualquier otro elemento deberá desinfectarse al menos al iniciar y al finalizar la jornada.
  • Evitar el pago con efectivo siempre que se pueda.
  • En caso que se decida tomar la temperatura de los clientes si esta es superior a 37,5 C se debería enviar inmediatamente a un centro de salud para descartar posible infección
  • Otra medida que se ha propuesto en varias guías y que nos gusta es la colocación de puede alfombrillas desinfectantes en la entrada e incluso ofrecer un servicio de desinfección para el exterior de las maletas.
  • Si se utilizan tarjetas o llaves, se recomienda desinfectarlas al final de la estancia o después de cada uso en el caso de que depositen en recepción.

HABITACIONES

  • Asegurar la eficacia de los productos utilizados en la limpieza. En este sentido os recordamos que el ministerio de Sanidad va actualizando la lista de virucidas autorizados
  • Reforzar los planes de limpieza y desinfección, en especial aquellas zonas que se tocan muy a menudo como pomos, interruptores, mando a distancia de la TV, etc. Especial atención aquellos puntos más críticos como lugares donde los clientes dejan las maletas o los zapatos que han estado en contacto directo con el suelo de la calle.
  • Disponer de EPIS (Equipos de protección individual) así como soluciones desinfectantes, delantales, guantes desechables etc.
  • En las habitaciones, el personal debe utilizar un equipo de protección individual siempre y como hemos comentado antes, adecuado al nivel de riesgo que se considere en cada situación. Como mínimo, el personal debe utilizar mascarilla y guantes.
  • Poner carteles de aforo máximo en los ascensores y pasillos que van a las habitaciones de tal forma que garanticemos la distancia entre las personas. En caso de no poder asegurar esta distancia se aconseja el uso de mascarillas
  • En caso que el servicio de mantenimiento tenga que arreglar alguna zona/parte de la habitación, siempre que no se pueda cambiar al cliente de habitación, mantener las distancias de seguridad e intentar aislar al máximo.
  • Respecto a los residuos en las habitaciones se recomienda que la papelera del baño cuente con tapa y accionamiento no manual. También se recomienda eliminar la papelera de la habitación con el fin de que cualquier pañuelo, mascarilla, etc. se concentre en una única papelera con tapa.
  • Se debería reducir en la medida de lo posible todos los textiles, incluidas alfombras y otros amenities.
  • En las habitaciones, se debe tener en cuenta el aireado de las mismas, el remplazo de toallas y de lencería de cama, atendiendo a las frecuencias establecidas según necesidad.

 

ZONAS COMUNES, ÁREAS DE RECREO INFANTIL, ANIMACIÓN Y EVENTOS

  • Controlar los aforos que marque el gobierno en cada fase.
  • Potenciar los programas de limpieza, garantizando una desinfección frecuente en aquellas áreas de mayor concurrencia.
  • Tener cartelería en las diferentes áreas para que el cliente conozca las normas de higiene y aforo.
  • Las zonas de recreo se abrirán al público infantil de acuerdo a las directrices de las autoridades competentes.
  • Las actividades de animación, eventos y reuniones deben planificarse de tal forma que permitan controlar los aforos y respetar la distancia mínima de seguridad entre personas
  • En las zonas de gimnasio, sauna, spa etc, se deberán mantener las normas específicas de limpieza y aforo que se vayan publicando según cada fase.
  • Los aseos de uso común deben contar con dispensadores de papel de secado o secador de manos. Se deben evitar las toallas, incluso las de uso individual.

 

OTRAS CONSIDERACIONES

Sin duda la aplicación de todas estas medidas supone todo un reto para los hoteles. Para poder llevarlas a cabo con garantías, es necesario conformar un comité (si no dispone de un consejo de seguridad y salud) para definir estrategias y tomar las decisiones adecuadas en este sentido.

En caso de que se detecte un positivo de Covid-19 en nuestro establecimiento hay que realojar al afectado en un centro sanitario en caso de que se trate de un cliente o a su domicilio en caso de ser un empleado. A partir de allí habrá que seguir un protocolo que va desde la desinfección del establecimiento al posible aislamiento de empleados.

Como decíamos al principio, es muy importante comunicar al cliente las normas de higiene que se han adoptado. Desde SAIA también creemos que una medida muy acertada es informar al cliente antes de confirmar la reserva y, una vez realizada la misma, mandar un correo electrónico con toda la información a tener en cuenta para evitar el contagio y combatir la propagación del coronavirus.

Creemos que con la aplicación de esta guía, que huye de grandes inversiones para centrarse en medidas de higiene más exhaustivas, el sector de hotelero puede garantizar al cliente una seguridad frente al coronavirus. Cada vez son más las noticias que auguran una vacuna para finales de 2020 que podría distribuirse masivamente a principios de 2021 así que cualquier gran inversión quedaría obsoleta.

Quiero contactar con SAIA




¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.


© SAIA 2020