26/11/2019

La comida en el microondas ¿pierde o no sus nutrientes?: SAIA lo explica en el ‘ABC’


El microondas puede calentar comida de manera más rápida que otros electrodomésticos. Eso es importante para las vitaminas de la comida, que se descomponen más cuanto más tiempo están expuestas al calor. En el tratamiento térmico, la pérdida de nutrientes dependerá del efecto del tiempo y la temperatura (a mayores valores, mayor pérdida de compuestos termolábiles).

Además, si el cocinado se realiza con agua, las sustancias hidrosolubles pasarán al agua de cocción y (a menos que la ingiramos con el resto del alimento), se pierden. Con el microondas se consiguen acortar los tiempos de cocción, lo que repercute positivamente en la conservación de los nutrientes. Además, puede cocinarse con técnicas como el vapor, que suponen menor pérdida de compuestos hidrosolubles al no sumergir los alimentos en agua.

La FDA indica que «cocinar con microondas no reduce el valor nutricional de los alimentos en mayor medida que la cocción convencional». De hecho, los alimentos cocinados con el microondas pueden mantener mayor cantidad de vitaminas y minerales debido a que los tiempos de cocción son más cortos y a que el contacto con el agua es menor.

Por ejemplo, la cocción de hortalizas en microondas puede reducir la pérdida de vitamina C hasta el 45%, en relación a la cocción en agua. No obstante, si los tiempos de cocción son largos o se sumerge el alimento en agua, las pérdidas pueden ser más altas.

Se puede leer el artículo completo aquí


¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.



© SAIA 2019