13/07/2020

¿Podemos contagiarnos si compartimos raciones o tapas en los bares?: SAIA lo cuenta en ‘ABC’


Una vez terminado el confinamiento empezamos a reservar mesas en las terrazas y a tomar, por fin esas ansiadas cañas y tapas con nuestros amigos. Aun así, es importante ser precavidos y adquirir ciertos hábitos para mantener una seguridad e higiene.

Por parte de los clientes, es importante cumplir ciertas normas. Debemos lavarnos las manos al sentarnos y es recomendable mantener la mascarilla si luego nos quedamos hablando. Aunque los establecimientos deben proporcionar gel hidroalcohólico, lo ideal es que cada uno lleve un bote encima.

Una de las cosas que genera más dudas es el consumo de tapas y platos compartidos. ¿Es seguro pedir una tapa y comerla entre todos los comensales de una mesa? No conviene que compartamos platos; lo de pedir una ración al centro y picar todos debemos evitarlo, es mejor en platos individuales.

También es importante no coger los alimentos con las manos ya que podemos portar el virus fácilmente en nuestras manos, y si no nos las hemos lavado correctamente, éstas pueden ser una fuente de contagio. Por eso debemos utilizar siempre nuestros propios cubiertos, nos cuenta Lluis Riera, director general de la consultora de seguridad alimentaria SAIA.

Para terminar recordaremos unas prácticas esenciales para evitar la propagación del virus:

  • Respetar las medidas tomadas por establecimiento: Cada local dispone de un espacio y una manera de funcionar diferente. Cumple las indicaciones en cuanto al aforo y a las instrucciones que nos puedan indicar.
  • Mantener las distancias de seguridad con los otros comensales para evitar la transmisión o el contagio del virus.
  • Pagar con tarjeta o formato contactless siempre que sea posible para evitar cualquier tipo de contacto. La última opción siempre, será pagar en efectivo.
  • Hacer uso de la mascarilla (tapar nariz y boca) siempre que no se puedan garantizar las distancias mínimas de seguridad.
  • Lavarse y desinfectarse las manos al entrar al establecimiento, antes de comer, siempre que toquemos otras superficies que no sean los cubiertos o el plato (pomos de puerta, sillas), cuando nos vayamos del local…

Se puede leer el artículo completo aquí




¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.


© SAIA 2020