27/05/2019

Cómo descogelar alimentos: SAIA lo cuenta en ‘La Vanguardia’


Sin ser conscientes sacamos alimentos del congelador y los dejamos durantes horas en la encimera de la cocina hasta que están listos para cocinar. El hecho de descongelar alimentos a temperatura ambiente puede conllevar riesgos.

Los organismos crecen a temperaturas entre 4 y 65º. Lo más importante en el momento de descongelar es que los alimentos estén en esta zona el mínimo tiempo posible, nos comenta Lluís Riera, director de la consultora SAIA.

En realidad la mejor manera de descongelar con total seguridad es la nevera (si se dispone de tiempo) en la parte inferior para que el agua no escurra sobre otros alimentos. Lo mejor son las rejillas que tienen incorporado el plato para que el agua que suelta no se acumule.

Otra buena opción es descongelar utilizando el agua del grifo (siempre fría, porque con la caliente también nos arriesgamos, y sin que esté estancada.

La opción más utilizada es el microondas cuando tenemos mucha prisa y hemos sido poco previsores. Según Riera, este electrodoméstico juega con la temperatura y con el tiempo y es muy higiénico porque como la descongelación es rápida y enseguida el alimento se cocina después no da pie a que se multipliquen las bacterias o los microorganismos. Es recomendable descongelar en ciclos cortos: en vez de poner el alimento en el microondas 10 minutos seguidos es mucho mejor ir parándolo para cambiar de posición y que se descongele por igual en todas las partes.

Existen trucos para conseguir que queden mejor como por ejemplo poner un vasito de agua en el microondas cuando descongelamos pan u otros alimentos que tengan mucha humedad, ya que ayuda a que no queden reblandecidos, nos cuenta Riera. O intentar separar los filetes antes de de ponerlos a descongelar en el microondas para que el calentamiento sea lo más uniforme posible.

El artículo completo se puede leer aquí


¡No te pierdas ningún post!

Inscríbete a nuestro newsletter y los recibirás a tu correo.



© SAIA 2019